Nos hacemos eco de una importante noticia que, de ser cierto lo que cuenta, podría cambiar para siempre la forma en la que entendemos el sonido.

Xergio Córdoba, ingeniero de mastering y creador de la empresa Eternal Midnight, ha patentado un sistema que se basa en la psicoacústica para permitir que salas de conciertos o discotecas tripliquen su sonoridad manteniendo los mismos dBA. La tecnología masn’livehace que la gente pueda disfrutar de la música en su máxima calidad a pesar de las limitaciones acústicas legales. El volumen a tope sin que los vecinos y edificios adyacentes se enteren. ¿La solución definitiva para los fiesteros?

VICE: ¿Cómo y cuándo se os ocurrió desarrollar esta tecnología?

Xergio Córdoba: Hace unos años, después de hablar con una cliente del estudio que regentaba una discoteca del centro y me contaba las enormes limitaciones acústicas a las que están sometidos estos locales para desempeñar su actividad comercial. Las normativas de emisiones acústicas permiten niveles bajos de presión acústica y el sonido queda altamente deteriorado al restringir la emisión de frecuencias bajas. Son factores que arruinan la posibilidad de una óptima experiencia musical y, por tanto, un negocio y reputación aceptables.

¿Crees que las normativas son excesivas limitando el sonido?

Lo que sucede es que antes había una ‘tierra de nadie’ donde valía todo. Ahora se está haciendo lo correcto, que es cuidar el medioambiente y tener en cuenta a las personas de las viviendas o locales adyacentes. Los promotores y dueños de locales deben hacer las cosas correctamente, empezando por buscar asesoramiento para saber si el local que han elegido cumple las condiciones para montar una discoteca o sala de conciertos. La práctica habitual sigue siendo “me gusta y lo monto como sea”.

¿Cuáles son los primeros pasos para crear una herramienta como esta?

Documentarse enormemente para contratar expectativa y realidad, pruebas sobre papel y correcciones de casi todo lo anterior. Pruebas ya con equipo funcionando, correcciones y soluciones en largas horas de insomnio donde la mente parece funcionar más libre. La gran mayoría del sistema lo concebí y desarrolle en largas noches en vela, con una pequeña grabadora que es testigo de todas mis ideas locas.

No parece tarea fácil.

Cuando crees que ya todo termina, comienza el largo y duro proceso de patentar el producto, desarrollar ante el equipo de ingenieros lo que sabes solo de pensamiento, poner por escrito lo que otros deben comprender e interpretar de manera infalible. Ansiedad esperando que ninguna empresa lo eche para atrás por haber realizado ella estudios previos y haberlos registrado. Hay infinidad de cosas patentadas que jamás han visto al luz. Hubo algún gigante que todos conocemos bien que tuvo los ojos puestos sobre un proyecto como este.

¿De qué gigante hablas?

Bueno, va en contra de nuestra filosofía dar nombres cuando no sea para decir algo favorable. Pero lo que trató fue detener el proceso de registro de la patente. Al final nos concedieron el título de la patente.

Xergio posando con su patente

¿Puedes explicar el funcionamiento del sistema para que lo entendamos fácilmente?

Bueno es realmente complicado simplificar en exceso el proceso, pero básicamente sería que no gestiona el sonido tanto como una onda física sino como el cerebro lo interpreta. Es psicoacústica pura. Te pongo un ejemplo. Imagina que cuando te pones los auriculares de tu reproductor MP3 escuchas un bombo o un bajo, pero el auricular es muy pequeño para poder reproducirlo correctamente. Esto es por la compensación evolutiva. Es algo que usamos mucho en mastering y lo extrapolamos a nuestro sistema bajo los requisitos que necesitábamos llevar a cabo.

¿Este sistema protege de posibles secuelas auditivas por exceso de ruido?

Las dolencias o daños en la audición dependen más bien del nivel de dBA y tiempo al que están expuestos. Este sistema lamentablemente no impide el daño a por ejemplo 115 dBA pero sí que sirve para que a un nivel más bajo la música sea percibida más alta por lo que se puede usar y minimizar así las contraindicaciones de tales exposiciones.

¿En qué momento supisteis que lo habíais logrado?

Cuando conseguimos salvar el abismo que nos habíamos propuesto y logramos que hubiese frecuencias graves que no eran tales pero que la mente las sentía como bajos y bombos potentes e impactantes. Doblamos la sonoridad midiendo los mismos dBA que antes de ser doblada, y mejoramos la calidad del audio, su viveza e impacto.

Doblar la sonoridad midiendo los mismos dBA suena impresionante. ¿Cuál es el límite?

El doble ya es mas que una victoria, y se logra manteniendo la integridad en el audio, sin deteriorar la calidad. En un evento de una conocida sala de Madrid alcanzamos casi el triple pero ya había deterioro aunque la sala estaba muy llena, demasiado porque era el aniversario y se optó por la elección de mantener esa sonoridad a cambio de que la gente pudiese disfrutar del evento a ese nivel.

¿En qué otros entornos se puede utilizar? ¿Fiestas en casa?

Jajaja. Ya se ha probado en alguna fiesta en casa en Barcelona. Pero sobre todo va dirigido a artistas que quieren que el público sienta más su mensaje musical. Si no hay problemas de sonido, o casi, podemos lograr auténticas maravillas. Eternal Midnight vivimos del mastering de audio y con esto hacemos lo mismo que en el estudio pero en el local. Básicamente que todo suene mejor, además de más alto, nitidez, fuerza y detalle. Esto lo hemos hecho ya en múltiples ubicaciones con resultados bastante sorprendentes. Lo hemos puesto con blues, pop, salsa, rock, R&B….

¿Con qué artistas lo habéis probado?

Con Laurent Garnier en la Riviera, en el Sónar con gente como Ellen Alíen, Carl Craig, Steve Lawler, Joris Voorn, Miss Kittin… En el teatro Arteria de Barcelona con Jamie Jones, en el Egg Club de Londres con Lee Foss, Pendulum en Madrid, varias veces en Fabrik, la Atlántida de Barcelona, con Oscar Mulero y Christian Wunsch en la Reverse…

¿Se puede usar en espacios abiertos? Sería genial para raves al aire libre.

Se puede usar en todos los espacios en los que haya implicado un sistema de sonido. Es muy efectivo en espacios cerrados pero también en espacios abiertos, como durante la semana del Sónar, donde lo implementaremos en varios escenarios. Este año deseamos implementarlo en algunos festivales de renombre.

¿Cuál es el siguiente paso ? ¿Comercializarlo?

Si, sin duda lo más costoso porque existe el handicap de que puedes crear algo nuevo pero no demasiado nuevo porque la mayoría de la gente no entiende que se base en psicoacústica, que realmente “codificamos” el realce de la experiencia musical que la mente deberá “decodificar”. Cuesta dar el siguiente paso, el definitivo.

Vía VICE